CONSIDERACIONES FLOTANTES SOBRE UN DIÁLOGO NEVADO

“[…] La gente como yo sólo encuentra la paz luchando por una causa en un partido político entre otros que son como ellos.  Así comprendí que el unirme a este partido me daría una vida espiritual más profunda y con mayor sentido que la que me ofrecía el cenobio.  La experiencia de partido que adquirí en mis años marxistas me ha servido de mucho en este que da importancia a la religión y a la espiritualidad.”

Acaba de hablar un personaje de la novela Nieve, de Orhan Pamuk.  Un individuo que tras haber militado en el marxismo ateo ahora es líder de un partido político islámico en la alejada y fronteriza región de Kars.  En Turquía hay una división marcada entre los laicos, como se llama a quienes defienden la laicidad del Estado, por lo general gente entre la clase media y la clase alta, y los islamistas, que buscan un retorno a la “identidad” turca y anhelan una reforma que acabe con el Estado laico.  Estos últimos son mayoritariamente pobres. 

También es significativo que en el caso de los judíos, en el moderno Israel, los ultra ortodoxos se encuentren entre los ciudadanos más pobres, entre los que hacen uso del subsidio estatal.

“Ka [así se llama el interlocutor del político] sabía desde el primer momento que creer en Dios en Turquía no significaba que uno fuera en solitario al encuentro de la más sublime idea, del mayor creador, sino, ante todo, pertenecer a una comunidad, a un círculo […]

“Muhtar -dice Ka al líder político- me da la impresión de que si comenzara a creer en Dios, te llevarías una decepción, hasta me despreciarías.

— ¿Por qué?

— Te dan miedo los individuos occidentalizados y solitarios que creen en Dios por sí solos.  Encuentras más seguro a un incrédulo que pertenece a una comunidad que a un creyente individual. Para ti, un hombre solo es más miserable y malvado que un incrédulo.”

Muchas personas cumplen mecánicamente rituales que no comprenden.  A veces les mueve una genuina fe muy devota, otras solamente un poco de superstición y sincretismo y otras tantas sólo el deseo de no desencajar, de no chocar con los miembros de su comunidad.  En ciertos ambientes se encuentra más seguro un incrédulo que pertenece a una comunidad que un creyente individual.

“Tú sólo puedes abrazarte a tu religión y a tu comunidad si infieles laicos como yo nos echamos sobre los hombros las tareas del Estado y el comercio.  En este país nadie puede rezar con tranquilidad de corazón sin confiar en la eficiencia de un ateo que lleve como es debido los asuntos ajenos a la religión, como la política y el comercio con Occidente.”

Una consideración randiana para un texto pamukiano: Quienes viven de los que trabajan quieren, además, imponer a todo el mundo su código moral.  Sin embargo, puede no ser necesario tomar posturas “todo” o “nada”, “blanco” o “negro”.   Los teólogos más eminentes de la tradición cristiana se han mostrado contrarios a la idea de imponer la fe.  Sin embargo, en la práctica los ateos y agnósticos cumplen una función valiosa: mantener al Derecho separado de las creencias religiosas de cada quien.  Sería muy bisoño pensar que los cristianos, ellos mismos, habrían deshecho la mezcla entre gobierno y religión.  En verdad, el detonante fueron algunos espíritus rebeldes del siglo de las luces, que plantaron cara a la ignorancia y al fanatismo e hicieron que los líderes religiosos (no sólo de la Iglesia Católica, sino de otras) fueran retrocediendo en sus posiciones de poder.

En Israel, muchos judíos ultra ortodoxos –esos de las barbas y trenzas– cobran subsidio al Estado y emplean su tiempo no en trabajar, sino en memorizar textos de Moisés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s