CARPACCIO, ¿EN DECLIVE?

En comparación con los precios de otros restaurantes guatemaltecos, los de Carpaccio no son baratos.  Además, la calidad de sus platos, a mi juicio, no justifica sus precios.  Todavía no he podido determinar si el descenso en la calidad se debe a una falta de cuidado de la Administración o si, lo que sería peor, dicha rebaja en la calidad ha sido adoptada deliberadamente para reducir costes. 

¿A qué me refiero con baja en la calidad? Al deterioro del mobiliario: me senté en una silla cuyo respaldo presentaba un descascarado en el barniz de unos 2 cms x 3 cms.  A la mantequilla fría que no puede untarse fácilmente.  Al uso de champiñones de lata en un lomito con champiñones (este plato no lo había ordenado en otras ocasiones, por lo que no sé si siempre usan champiñones de lata para prepararlo o si fue mala suerte ese día).  En todo caso, la calidad del lomito que comí no se congració con su precio cercano a los Q140.00.

Creo que conservar satisfecha a la clientela es más importante que un momentáneo aumento de las ganancias debido a una correlativa baja en los costes.  Si la baja de calidad a que me he referido obedece a un descuido de la Administración, la herida ocasionada a las expectativas de la clientela puede no ser mortal.  De no ser así, abundan los ejemplos de locales venidos a menos que terminan perdiendo definitivamente su clientela y acogiendo a otra menos exigente.  Sería una lástima que Carpaccio estuviera en vías de venir a menos.

2 comentarios sobre “CARPACCIO, ¿EN DECLIVE?

  1. Yo no entiendo que tiene de diferente echarse la tostadita con atolito de elote al final de las americas con esos lugares en donde en un tiempo de comida me hacen bajado el sueldo…y de alli me cae con la doña en la casa…Diosguarde voy a un lugar asi, ni para la maseca del comal daria….alla uste Mister!!

  2. Pues en los gustos no hay reglas. Mucho depende del estado de ánimo. Tan rico puede ser comerse unos chicharronsitos con limón y tortilla, como un plato de paté de ganso en un restaurante francés. Y la escala es infinita, porque los restaurantes más caros de Haití o de Somalia no son igual de buenos que los de Guatemala. Y los de Guatemala no son igual de buenos que los de París o Nueva York, así que la cadena tiene muchos eslabones. LO IMPORTANTE ES QUE SI PEDÍS CHICHARRONES CON SAL Y TORTILLA, TE DEN BUENOS CHICHARRONES; Y SI PEDÍS LOMITO A LA PIMIENTA VERDE CON SOUFFLÉ, TE DEN BUEN LOMITO Y BUEN SOUFFLÉ. Lo importante es que los chapines empecemos a criticar los servicios y a involucrarnos en vivir en condiciones de mejor calidad. Cada uno desde su barrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s