“AGARRABABOSOS”

En varias ocasiones he podido constatar que los restaurantes supuestamente gourmets de este país sobreviven en buena medida gracias a la ignorancia de los comensales. Son éstos gente que disfruta de un lugar (relativamente) bien decorado y de ser servida por meseros circunspectos pero que, en lo que hace a los platos, suele dispensar cosas que otra, más exigente, no dejaría pasar.

Quien esto escribe no es gastrónomo ni mucho menos crítico profesional. Sin embargo, dado lo visto en los restaurantes que en breve serán mencionados, la experticia en el tema no resulta condición necesaria para poder formular un juicio negativo.

RESTAURANTE CARPACCIO: Pasan la mantequilla recién sacada del refrigerador, lo que hace muy difícil untarla en el pan. El plato de carne en salsa de champiñones servido con champiñones de lata es imperdonable. Después de visitar varias veces este restaurante, su servidor optó por no visitarlo más. A lo mejor sea bueno hacer otra visita, para evaluar si aún incurren en los mismos fallos.

RESTAURANTE JEAN FRANÇOIS: En una ocasión mantel arrugado y falta de cubierto solicitado para comer un marisco difícil. En otra, tarta de chocolate belga dura y simple; suflé de camarones que no pudo ser servido porque se estropeó en la cocina. Terrine de salmón de textura demasiado homogénea y sabor muy plano: extra pastosa.

RESTAURANTE CAMILLE: Nada de sobresaliente en su camembert fundido acompañado con salsa de frutos. Nada de sobresaliente y presentación ridícula en su salmón con salsa de tamarindo: el plato acompañado por dos papas fritas: léase bien, dos y nada más que dos. Sin duda, se trata de la forma en que Camille interpreta la nouvelle cuisine. Este servidor prefiere la cuisine classique.  Por último, siempre en Camille, un mousse de nutella muy dulce. Lo malo no es que haya sido dulce. Lo malo está en que fue dulce y plano. Es decir, un único sabor, sin ningún tipo de contraste. Algo para satisfacer el paladar goloso de un niño hambriento de azúcar, pero no para el gusto de un adulto que espera encontrar un contraste en el sabor, alguna vibrante transformación en el paladar. ¡Nada! ¡Nada de nada!

Por las razones dadas, quien esto escribe no duda en calificar a estos tres restaurantes como “agarrababosos”. ¡Perfectos para la gente esnob!

Si se va a comer fuera, haría mejor en visitar lugares menos pretensiosos, menos inflados por una vanidad que se sostiene sólo gracias a la ignorancia del público.

Este servidor está siempre abierto a sugerencias, de modo que si los restaurantes aludidos enmiendan sus yerros, en este mismo blog se les dará un pequeño aplauso. Sólo un pequeño aplauso.

4 comentarios sobre ““AGARRABABOSOS”

  1. No se si ya fue a “Tua”. Si no ha ido se lo recomiendo mucho. Yo he pedido un lomito con salsa de pimienta verde y es exquisito, ademas de los acompañamientos: puré de papa y camote y unos vegetales cocidos. Y de el mousse de nutella ni se diga. PRUEBELO y me cuenta!

  2. Tengo que decir que en algun momento visite también el restaurante Tuá. Lo hice motivado por su bonita ubicación rodeada de árboles y un parque ecológico el cual pertenece al comercial donde se ubica pero que uno puede apreciar desde un deck. Pero más alla de la increible vista, opino personalmente que el restaurante como otros ya mencionados gusta de servir platillos muy bien decorados y de nombres exagerados y artificiales pero poco sustanciosos.

    Me disgusta pagar por un plato que escasamente sacia el apetito pero que es acompañado de un precio exagerado, un nombre rimbombante, unas hojas por un lado y espolvoreado por el otro…… en fín, se resume en un concepto básico: precio-valía. Ojala y pudiese decir que estos restaurante cobran por el increíble ambiente que sólo ellos ofrecen, pero la realidad es que hay alternativas similares y mas justas.

    Respecto de Jean Francosis, la última vez que lo visite pedí un pollo en salsa “jean francois”. Mi sorpresa fue mayúscula cuando veo venir unos filetes que estoy seguro no sumaban ni 5 onzas acompañados de una guarnición que ni siquiera puedo recordar. Eso sin tomar en cuenta que no habían cubiertos en la mesa y fueron llevados después de servida la comida. En general concuerdo con el autor de este blog quien en otras palabras dice que la fama de estos restaurantes es producto de personas poco exigentes pero que aun piensan que lo caro es lo mejor.

    Saludos

  3. Que restaurantes recomienda compa??? Ya percibi que ud es chaleco para la comida, gracias y espero sus sugerencias porque estoy con antojo de pegarme una santa hartada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s